SIMPECADO OFICIAL

      A finales de 1975 estando ya en marcha la Hermandad, se encarga en los talleres de Carrasquilla la confección de nuestro Simpecado, terminándose este en 1976. Se elaboró en terciopelo verde con bordados en todo su contorno con dibujos de rocalla y flores en oro y en el centro la Imagen de la Virgen del Rocío. A los pies de la Imagen en el vértice interior que forman las puntas del Simpecado lleva el escudo de la Hermandad.

      La Imagen que se colocó fue la que hasta entonces había ostentado el Simpecado de raso blanco y que había pertenecido a la “Asociación Religiosa de Ntra. Sra. del Rocío” de 1956, donada a esta por la Hermandad del Rocío de Triana. Era una preciosa Imagen de candelero y policromada y que fue realizada por el imaginero sevillano Castillo Lastrucci.

      Nuestro Simpecado con el correr del tiempo sufre algunas modificaciones, como lo son el bordado del mismo, el cual se completó y fue su resultado el que nos ha llegado hasta hoy y el de la Imagen de la Virgen a la que se le sustituye la cara y las manos, así como la Imagen del Niño por otras de marfil, que es como lo veneramos ahora.

      El Simpecado se bendijo el día 9 de mayo de 1976 coincidiendo con los primeros Cultos en Honor a la Blanca Paloma que celebro la Hermandad. Dicho acto fue presidido por D. Francisco Pérez Romero, Hermano Mayor entonces y por su Junta de Gobierno, siendo bendecido por D. Juan Rojas Gil-Bermejo, párroco de la Iglesia Sta. M.’ de Gracia donde quedó constituida la Hermandad. Actuaron como Padrinos D. José del Castillo Serrana y su señora Dña. Mª. Josefa Sáenz, matrimonio a quien se le reconocía una gran devoción a la Blanca Paloma.

SIMPECADO BLANCO

      La devoción de nuestro pueblo se debió iniciar influida por la cercanía del barrio de Triana y al peregrinar de su Hermandad hacia la aldea dejando huella en nuestra localidad. Desde entonces, en su ir y venir fue impregnando a la gente de Fe y devoción hacia la Reina de Las Marismas.

      Es por ello, que en el año 1956 se crea una asociación Mariana para dar culto a la Blanca Paloma. En aquel tiempo se decidió realizar un Simpecado en tela de raso blanco bordado en oro encargado a Hija de Eduardo Enríquez, sita en calle Francos, con medidas de 0,85×1,30. Su precio fue de 2.150 pesetas.

      El secretario de la asociación que a su vez era prioste de la Hermandad del Rocío de Triana, al enterarse que dicha Hermandad poseía tres capillas, de las llamadas domiciliarias, con la imagen de la Virgen, decidió realizar gestiones para la cesión de unas de ellas para el Simpecado, como así fue. Esta imagen obra del imaginero Castillo Lastrucci tenía una gran similitud con la imagen de Almonte. La asociación tuvo dificultades para continuar, llegando a disolverse aunque el Simpecado quedó guardado en la Parroquia y al constituirse la Hermandad del Rocío de Camas, por el año 1976, se adapto la Virgen para el Simpecado actual, si bien, esta imagen debido a su fragilidad se decidió cambiar transcurridos algún tiempo.

      Años más tarde, salió por las calles de Camas en Rosario de la Aurora, se ha utilizado para diversos altares de Corpus, se ha llevado para la celebración de la eucaristía en la peregrinación de San José y para la misa extraordinaria que cada año se hace ante la Blanca Paloma, siendo restaurado por primera vez en el año 1987.

      Después de una treintena de años se vuelve a restaurar en el año 2017 a causa de su mal estado, confiándole tal labor al taller de bordados Antonio José Olea, que con sus manos y buen hacer, ha sabido devolverle su máximo esplendor, habiéndose sustituido la tela original  y realizándose una limpieza y reposición de los bordados afectados, como también se ha realzado su belleza cambiando la imagen de la Virgen del Rocío por otra pintada por el artista D. Fran Canto. Fue nuevamente bendecido en una misa de Hermandad y volvió a presidir el altar del Corpus Cristi entronado en la Carreta de Plata de la Hermandad.

SIMPECADO “CURRO ROMERO”

      Con el paso de los años y el deterioro del Simpecado “blanco” se iniciaron los tramites para hacer uno nuevo, aprovechando un traje de luces que el diestro de Camas Curro Romero había regalado a la Hermandad, de hay su nombre conocido popularmente como el Simpecado de “Curro Romero”. El taller al que se le encargó la confección fue Secor de Sevilla, terminándolo antes de la Misa Extraordinaria del año 1991 en la aldea del Rocío.

      Nuestra hermana Dª. Francisca Jara Navarro pintó el lienzo que luce el Simpecado, tomando como modelo un cuadro de Nuestra Parroquia de la Virgen de los Reyes, ya que la imagen de la Virgen del Rocío de aquella época era bastante similar a ésta. Desde esta fecha el Simpecado acude a todas las misas extraordinarias ante la Blanca Paloma y en el año 1993, con la visita de S.S. el Papa Juan Pablo II, fue el que representó a la Hermanad en dicha ocasión, siendo bendecido por el Papa.

      En el año 2011 se cambió la tela de forro trasera por un a nueva ya que estaba deteriorada. Se tiene por costumbre llevar este Simpecado a las Peregrinaciones  Extraordinarias.